Los beneficios del tomate
 

Salud Integral
Contáctanos
Agréganos a tus Favoritos

Los beneficios del tomate sobre nuestro organismo

Sucede que, en los últimos años los científicos comenzaron a desarrollar un gran interés en el tomate por el efecto beneficioso que parece tener sobre nuestro organismo, y son cada vez más los estudios que parecen confirmar que este vegetal es una fuente inagotable de propiedades preventivas y curativas.

Los primeras investigaciones se centraron en las virtudes que parecía tener en la prevención de ciertos cánceres, al mostrar que aquellas personas que lo consumían con frecuencia estaban menos expuestas a cánceres de colon y de próstata.

Luego se descubrieron las propiedades antienvejecimiento de una sustancia únicamente presente en el tomate, el licopeno. Un ejemplo de estos estudios es el llevado a cabo con un grupo de 90 monjas, en el Sur de Italia, con edades comprendidas entre los 77 y los 98 años. Aquellas con índices mayores de licopeno en la sangre tenían una mayor agilidad a la hora de realizar todo tipo de actividades. Los estudios más recientes relacionan el consumo de tomates y sus derivados con una disminución del riesgo de ataques al corazón.

¿El tomate cae mal?

Hay personas que dicen que el tomate "les cae mal", y aunque la mayoría los mira sin entender, esto se debe a que la fruta contiene una serie de ácidos. Entre ellos se encuentra el oxálico: pero si se lo consume maduro no presenta ninguna dificultad y, por el contrario, deja residuos alcalinos en el organismo. El tomate perita es el más recomendable a la hora de elegir una variedad con menor grado de acidez.

Por otra parte, conviene saber que un tomate contiene vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C, K y E y numerosas sales minerales, como potasio, cloro, fósforo, calcio, azufre, magnesio, sodio, hierro, cobre, zinc, yodo, cobalto, manganeso, cromo, níquel y flúor (ver detalles en Ficha). Por todo esto es lógico pensar que se trata de un alimento sumamente nutritivo.

Los beneficios del tomate

Gracias al envasado de tipo industrial, el tomate está disponible para su consumo en toda época del año y a precios muy accesibles. Aunque durante esta etapa de elaboración se pierden algunos de sus nutrientes, las conservas de tomates retienen casi un 70 por ciento del ácido ascórbico (o vitamina C) que poseían antes de ser procesados. Por eso, cualquiera de sus formas envasadas (salsa, entero, puré, extracto) es una buena opción para reemplazar a la fruta fresca, ya sea porque no se consigue o por falta de tiempo para cocinar.

El remedio rojo

Como señalamos, el tomate tiene en el interior de su pulpa numerosas propiedades terapéuticas. Veamos algunas:

  • Por su alto contenido en agua resulta diurético y también refrescante o atemperante, es decir que ayuda a bajar la temperatura corporal en los casos de fiebre y de exposiciones solares intensas. En estos casos, además de comerlo conviene colocar rodajas frías sobre las zonas afectadas de la piel.
  • Es remineralizante, vitaminizante, energizante y equilibrante celular. Por estas cualidades muchos expertos sostienen que el tomate podría prevenir la formación de ciertos tumores.
  • Alcaliniza y purifica la sangre.
  • Al consumirlo crudo contribuye a mejorar estados de deficiencia de vitamina C o ácido ascórbico, tuberculosis pulmonar, anemia y constipación.
  • Combate infecciones.
  • Ayuda a disolver el ácido único.
  • Aplicar una rodaja de tomate ayuda a desinflamar las picaduras de insectos, forúnculos o abscesos.
  • Las gárgaras con jugo de tomates mezclado en partes iguales con agua caliente se utilizan para aliviar el dolor de garganta; un remedio mágico para quienes exigen al máximo sus cuerdas vocales, por ejemplo cantantes o locutores.
  • El jugo de tomates tiene un efecto relajante y antiarrugas, aplicado externamente sobre los rostros fatigados.

Jugo de tomate frío

A grandes rasgos, puede decirse que el jugo de tomates frescos -ya sea puro o combinado con otras hortalizas, como la zanahoria y el apio- es un excelente depurador, indicado en todos los casos de acidificación de la sangre. Ciertos especialistas aconsejan no ingerir tomates a los enfermos de riñón o con problemas reumáticos, pero los efectos nocivos para estas personas tal vez pueda atribuirse al hábito, que como ya dijimos es inconveniente, de consumirlos inmaduros y con semillas. Cada uno debe observar su propia tolerancia a este fruto, al principio bebiendo su jugo y posteriormente comiéndolo entero. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el tomate es una verdura propia del verano, la época ideal para comerlo. Al dejar de ser amamantados, los bebés pueden empezar a consumir jugo de tomates frescos a partir del sexto mes de vida, diluyéndolo al principio con agua en partes iguales, hasta que se acostumbre y pueda recibirlo en forma pura. El bebé alimentado con el pecho materno ingiere una buena dosis de vitamina C, la cual merma en la leche vacuna; el jugo de tomates, entonces, actúa como un eficaz complemento.

Alimentación y salud

Alimentación y saludUna alimentación y salud variada, correcta y completa, una dieta nivelada cuyo modelo más registrado es la dieta mediterránea, admite por un lado que el cuerpo trabaje con normalidad (que resguarde nuestras necesidades biológicas primordiales) y por otro lado, advierte o al menos comprime el peligro de sufrir ciertas transformaciones o patologías a corto y largo plazo.

Dietética y salud

Dietética y saludAcorde con los juicios tradicionales, la dietética pretende nivelar la ingestión de los heterogéneos alimentos, para brindar al cuerpo humano dispositivos fundamentales para su  manutención y desarrollo. Basada en experiencias e investigaciones, la dietética y salud muestra asimismo a los alimentos no sólo como paladines de la salud sino además como dotados de elementos terapéuticas, cuando son convenientemente usados. La dietética tradicional no impide ciertos alimentos, crítica más que nada el exceso.

Hidratación

HidrataciónSe dijo más de una vez. Sin agua es imposible vivir. Siguiendo con las frases grabadas a fuego en nuestra memoria está el conocimiento -comprobado a través d